BIKEXPRESS y Don Ricardo

Yo soy muy despistado. Pero mucho. Para algunos será un problema, pero yo ya he aprendido a disfrutarlo y hasta a aprovecharlo.

Hace tiempo, me equivoqué de parada de metro al ir a casa de mi amiga Vero a merendar. Salí una antes (en Llacuna) y durante el paseo que tenía hasta su casa, pasé por delante de un taller de bicicletas pequeñito. 


Intercambié un par de palabras con el señor que estaba dentro y seguí el camino. Pero se quedó almacenado el lugar en algún rincón de mi cabeza, porque justo después de visitar muchas tiendas y talleres de bicicletas en busca de ayuda, se me encendió la bombillita y decidí probar suerte.

Al entrar en BIKEXPRESS (carrer pujades 137, en Poblenou), le pregunté al que luego sabría que era Don Ricardo, por la posibilidad de poner un portaequipajes en mi bicicleta. 

  • Que a Ricardo hay que tratarle de Don, se entiende prácticamente en seguida. Trabaja en su tienda del barrio de Poblenou, y la lleva como tal. Continuamente pasan por allí conocidos y nuevos viajeros, que le saludan y le piden consejo en sus cuestiones (no siempre sobre bicicletas). Él siempre hace lo que puede por los que lo visitan, tanto con su buena mano en el campo que trata, como haciendo uso de la extensa red de contactos que tiene: un amigo que hace virguerías con el soldador (por si tienes que construirte una bici con 4 tubos), y otras tiendas de la zona donde conseguir lo que él no puede ofrecer. 

Como venía de más de 10 negativas en otra tiendas, muy lustrosas, con página web sofisticada y miles de comentarios positivos (otra peculiaridad de Bikexpress, es que es practicamente imposible encontrarla por internet, salvo sepas ectactamente que está ahí), mi actitud era de práctica desesperanza y le dije: 

  – Hola, venía a pedir un imposible. ¿crees que hay alguna posibilidad de poner este portaequipajes en mi bicicleta? Ya se que no tiene los agujeros y que es una bici antigua, pero quizás….   

–  Ufff a ver…   no. Ese portaequipajes no se puede poner, porque es para bicicletas con frenos de disco, y claro… No, No se puede.

Ya estaba sin esperanza, y a punto estaba de marcharme igual. Cada vez con menos opciones.

Y ahí podría haber acabado la historia, pero Ricardo (aún sin el cargo de Don), es una persona de soluciones. Para cada problema sabe ver un recurso, una alternativa o una posibilidad, se estiró detras de la puerta, y sacando un portaequipajes me dijo:

 -Pero si quieres te puedo poner este. Está muy bien de precio, y se fija con unas bridas metálicas a los tirantes de la bici. Mientres no lleves más de 20 kilos de peso, te servirá perfectamente. 

Sin pensármelo un segundo le dije. Adelante! No quiero saber más, ponlo por favor!

Bikexpress: La bici de Pedro y la de Guayasén en perfecto estado de revista

Un par de horas después volví a recoger la bicicleta con el portaequipajes colocado y perfectamente sujeto. El viaje ya casi podía comenzar.

Portaequipajes imposible de poner en una bicicleta.
Detalle de la fijación imposible, del transportín inexistente, en la bici vintage.

Utilizando las palabras que le escuché a un cliente que hablaba con Don Ricardo,

“yo en tí tengo confi”.

 


Advertisements

2 thoughts on “BIKEXPRESS y Don Ricardo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s