4.3 km nadando con sabor a canela

Nadar cansa, aburre, y si no tienes la mente relajada o bien te olvidas de respirar o bien respiras demasiado. En cualquiera de los dos casos te ahogas.

Lo que más ayuda en una sesión de natación “larga” es conseguir respirar adecuadamente y dejar fluir los pensamientos. A la mínima pelea interior, tragas un buche de agua… Batallar con las olas, y contigo mismo a la vez, no es una cosa para nada recomendable. Así que tanto si es el mar de tu interior como el agua el que está malo, mejor quédate en tierra firme.  

Hoy fue un día donde se juntaron todas las condiciones que conocemos para que el entreno fuese genial: estábamos descansados, bien alimentados, y aparentemente con pensamientos bastante tranquilos y felices rondando por nuestras cabezas. Y sospecho que también algún factor adicional que aún no tenemos identificado intervino en la buena marcha de la jornada.

IMG-20170508-WA0003 (1)

Teníamos previsto nadar como siempre un par de playas (entre 1 y 2 kilómetros en total), ya que durante el fin de semana no habíamos cumplido con nuestras obligaciones deportivas. Al final, una vez en el agua comenzamos a nadar hasta llegar al final de Bogatell, habiendo esquivado 2 medusas, las primeras de la temporada, seguramente dos despistadas como nosotros. Normalmente ahí damos la vuelta, volvemos hasta el punto de salida y dependiendo de los ánimos volvemos a repetir el recorrido. Pero hoy al llegar al borde, propusimos:

– Vamos! una playa más.

Cuando la acabamos, nos pedimos mutuamente una más, y ya no pudimos parar hasta que llegamos al final. 4 playas más allá de donde salimos, en el espigón del puerto del Forum de Barcelona tocamos la pared, y dimos la vuelta… que se nos hizo cortísima, imagino que por nadar a favor de la corriente… o quizás fue solo una percepción subjetiva.

4.3 km en una hora y 40 minutos que pasamos nadando a no mucha velocidad codo con codo durante todo el trayecto.

Además, hoy aprendimos las ¿bondades? de la canela en rama! Una golosina fantástica cuando se aprende a consumirla!

Mil gracias a Marta y María que nos acompañaron en el día, y por supuesto a Verónica, que nos ofrece con mucho cariño su sofá y su casa como punto de encuentro y avituallamiento. Una cena riquísima (gnoquis con tomate y albahaca) la de hoy con vistas al mar y al faro de Palamós.

Algún día (si aún no) sabrá todo lo que significa su hospitalidad para nosotros!

20170507_213721

Captura de pantalla 2017-05-08 a les 11.27.40
Lo nadado ayer domingo. Clicar aquí para más detalle y ampliar mapa interactivo.
¡Venga!, y de bonus track os dejamos también lo que hicimos el jueves pasado con Míriam!. 🙂
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s